96 3113778
dime@em2comunicacion.com

VIDEO CORPORATIVO

El vídeo corporativo se hace imprescindible

Hace unos años la grabación de un vídeo corporativo por parte de una empresa era algo sólo accesible para las grandes corporaciones, que disponían de elevados presupuestos de comunicación. Hoy en cambio, las nuevas posibilidades técnicas y de difusión que ofrece internet hacen posible que cualquier PYME (empresa o institución) utilice esta herramienta de comunicación audiovisual con el fin de crear vínculos con sus potenciales clientes a través de contenidos que de alguna manera impacten en sus públicos.

En el momento actual se ha incrementado considerablemente la realización de vídeos corporativos para difundir en la red, convirtiéndose en amplificadores por excelencia de los mensajes de las empresas. Hasta el punto de que en las nuevas estrategias de creación de contenidos decimos que “el vídeo es el rey”.

A continuación explicamos algunas de las ventajas que proporciona tener un vídeo corporativo:

  • Dar una imagen real de la organización: ver las cosas por los ojos del cliente da mucha más confianza que contarlo a través de un texto escrito.
  • Transmitir cercanía y generar confianza: poner caras a las personas que trabajan en la empresa crea un contacto emocional entre la marca/producto/servicio y el cliente, haciéndolo más cercano y fiable.
  • Promocionar la organización: en internet no hay fronteras, ya que el mensaje se puede hacer llegar a cualquier público, por diversos canales y a través de múltiples dispositivos a la vez.
  • Ser más visible: el contenido en formato audiovisual incluido en los distintos canales de difusión hace que la empresa se posicione mejor en los motores de búsqueda. También permite realizar estrategias de vídeomarketing para llegar a los diferentes públicos.
  • Mejorar las ventas: como consecuencia de todo lo anterior, se facilita la toma de decisión del consumidor en favor de nuestro servicio o producto, animándole a contactar con nosotros.

Cada empresa o marca requiere o se identifica con un tipo de vídeo, y el formato audiovisual permite gran adaptación a los objetivos que se pretendan en cada caso. En función de estos objetivos y del presupuesto de cada organización, existe un abanico de posibilidades de vídeos que exponemos brevemente a continuación:

  • Informativo: trata de explicar de manera amena y relativamente breve la información esencial sobre la organización. Es deseable que su contenido sea un complemento de la información aparecida en la página web.
  • De imagen corporativa: persigue dar una buena imagen de la empresa, contando su historia y evolución, ensalzando sus cualidades y favoreciendo el orgullo de pertenencia entre quienes trabajan en ella y hacia el exterior.
  • Tutorial y demostrativo: el primero se centra en explicar el funcionamiento de un servicio o producto, y el segundo hace hincapié en sus beneficios.
  • Publicitario: dirigido a la promoción directa de un producto o servicio para ser fácilmente compartible y de virilizar a través de internet.
  • Testimonial: los empleados o usuarios cuentan en primera persona su experiencia con la empresa o con el producto/servicio en cuestión.
  • Vídeo/catálogo: presentación del producto con cierto toque artístico e hilo narrativo, facilitando el posterior acceso al producto para su adquisición.
  • Formación: especialmente utilizados en las grandes corporaciones, para explicar el funcionamiento de sus procesos, etc. Puede ser tanto de uso interno (trabajadores, etc.), como externo (consumidores finales).

Lo más recurrente en estos momentos es transmitir valores que susciten emociones, provocando así la adhesión a la “marca”. Las grandes empresas por ejemplo, para quienes sus productos son sobradamente conocidos entre sus públicos, buscan sobre todo difundir determinados valores asociados a sus marcas, tratando de emocionar.

IKEA

La entidades del Tercer Sector (Fundaciones, Asociaciones, etc.) que trabajan en favor de causas o personas con determinadas necesidades, transmiten frecuentemente sus mensajes contando historias o mediante testimonios personales. En una campaña de videomarketing social se trata de combinar el contenido y la difusión para permitir que el público pueda aportar valor propio a un contenido audiovisual y propagarlo así en sus círculos sociales.

FUNDACIÓN ARGENTINA DE TRANSPLANTE HEPÁTICO

FUNDACIÓN ALADINA

 

Deja un comentario

16 − Once =